¿Cómo aborda el dolor la reflexología podal?

¿Cómo aborda el dolor la reflexología podal?

sand-289225_960_720

El cuerpo humano contiene una gran cantidad de nervios conectados entre sí que responden a infinidad de estímulos y una de las zonas donde esta conexión es más evidente es la planta del pie. La reflexología podal es una técnica terapéutica milenaria que trata varios tipos de dolencias en el paciente a través del masaje en las plantas, laterales y dorsales de los pies. Se trata de una técnica de gran influencia oriental, que a través del masaje, busca equilibrar las energías de nuestro cuerpo.

¿Cómo funciona la reflexología podal? Sobre la superfície de las plantas de los pies están distribuidos unos puntos llamados reflejos. Cada uno de estos puntos tiene una conexión directa con un órgano o parte de nuestro cuerpo. De este modo, la reflexología podal se basa en el masaje y en la breve presión sobre los reflejos para relajar o aliviar dolores de diferentes partes del cuerpo. Por ejemplo, si tenemos dolor en la espalda el terapeuta buscará en la planta de nuestro pie el reflejo conectado con esta parte del cuerpo y ejercerá, con su dedo pulgar, una pequeña presión de pocos segundos hasta conseguir el alivio instantáneo o la desaparición del dolor.

Al inicio de una sesión de reflexología podal el terapeuta debe realizar un diagnóstico antes de iniciar cualquier tratamiento con tal de seleccionar el más adecuado al paciente. Así, el terapeuta primero examina los pies del paciente y busca irregularidades en la piel, como por ejemplo durezas o callosidades sobre los reflejos que puedan afectar de algún modo al órgano al que van conectados. Después se procede a un examen táctil donde se comprueban articulaciones, texturas de la piel o la aparición de pequeñas protuberancias sobre los reflejos que puedan ser indicadores de dolores, contracturas o cargas entre otros. El terapeuta palpa y presiona muy brevemente cada uno de los reflejos y observa si el paciente experimenta algún tipo de dolor con tal de identificar las zonas más afectadas y así poder trabajar con más intensidad sobre éstas durante el tratamiento posterior.

La reflexología podal no solo se centra en el alivio del dolor en diferentes partes de nuestro cuerpo. Esta técnica también presenta otros beneficios como: relajación, equilibrio de energías, facilidad para dormir, disminución de la fatiga y el estrés, activación de la circulación y de los sistemas, alivio de contracturas musculares, tratamiento del estreñimiento, desintoxicación del organismo, estimulación del sistema nervioso central, potenciación del sistema inmunológico, mejora del estado anímico o el alivio de migrañas.

Si estás interesado/a en la reflexología podal y quieres saber más sobre esta técnica terapéutica pregunta en Centre Salut Natural y te informaremos con detalle sobre ella.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out /  Canvia )

Google photo

Esteu comentant fent servir el compte Google. Log Out /  Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out /  Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out /  Canvia )

S'està connectant a %s